¿Cómo acelerar la quema de grasa?

September 4, 2017

Las tablas de calorías pueden llegar a ser una lectura deprimente. Si te pasas media hora en la máquina simuladora de escaleras sólo consumes 300 o 400 calorías; una hora 700 u 800. Parece injusto que un trabajo tan duro y monótono no te permita siquiera darte un atracón en un restaurante de vez en cuando. O al menos eso parece a primera vista si lees las etiquetas de los alimentos.

 

Sin embargo, las tablas de calorías no te cuentan toda la historia de la grasa. Varios estudios nuevos demuestran que el ejercicio alimenta nuestro horno corporal y aumenta la velocidad a la que el cuerpo consume calorías durante todo el día. Y no sólo es eso, sino que si seguimos algunos principios muy simples, podemos convertir el cuerpo en una máquina de alto consumo calórico.

 

 

 

NUESTRO HORNO QUEMA-GRASA

 

El cuerpo humano necesita una determinada cantidad de calorías para sólo subsistir. Su metabolismo incluye toda clase de procesos químicos que se producen en su interior, como la digestión de los alimentos, formación de grasa, descomposición de azúcar sanguíneo en energía, construcción de músculos más grandes a través del entrenamiento, etc.

Todo esto requiere energía, algo que expresamos en unidades llamadas calorías. Cuantos más procesos químicos se producen en el cuerpo, más calorías consumimos.

 

Las calorías también se consumen durante el ejercicio. Los nutrientes aportan energía para que podamos correr, nadar, levantar pesas, y un largo etc. 

Cuanto más duro sea el ejercicio, más calorías podremos quemar.

 

Sin embargo, el ejercicio también hace quemar más calorías durante el periodo de recuperación. Los científicos han demostrado desde hace 100 años que la tasa metabólica se incrementa después de hacer ejercicio, por lo que el cuerpo continúa quemando calorías más deprisa de lo normal una vez que hemos finalizado con el ejercicio. Sin embargo, hasta hace relativamente pocos años, la extensión de este metabolismo subsiguiente a la práctica del ejercicio, no se conocía completamente.

 

 

QUEMANDO CALORÍAS DURANTE EL EJERCICIO

 

Los científicos estiman las calorías consumidas durante el ejercicio midiendo el uso de oxígeno por parte del cuerpo durante una determinado actividad. Y miden el uso de oxígeno en litros por minuto. Cada litro de oxígeno usado por el cuerpo equivale a quemar cinco calorías. Cuando el ejercicio se efectúa a intensidades extremas, alcanzamos un techo en el consumo de oxígeno llamado máximo consumo de oxígeno.

 

Entrenando a tope, la mayoría de las personas usan de 3 a 4 litros de oxígeno por minuto y gastan de 15 a 20 calorías durante ese mismo período (sobre un peso corporal de unos 68 kilos). Sin embargo, como no podemos entrenar tan intensamente durante mucho tiempo, la cantidad de calorías consumidas durante el ejercicio es inferior a eso. La persona normal entrena a dos tercios de su intensidad máxima.

Por ejemplo, un individuo que consume tres litros de oxígeno durante el ejercicio a tope (15 calorías por minuto para el peso antedicho), usará dos litros de oxígeno por minuto (10 calorías por minuto) en ejercicios tales como paseo rápido, uso de elíptica o participa en una clase de ''aerobic'', entre otros.

 

Consumir un número significativo de calorías durante el ejercicio implica mucho trabajo. A la intensidad habitual a la que solemos hacer ejercicio las personas, parece que sólo gastamos de 600 a 800 calorías por hora. Y para quemar 7.700 calorías, que equivale a un kilo de grasa, supone pasarse 10 horas entrenando con intensidad. Afortunadamente, el consumo calórico del ejercicio no finaliza al salir del gimnasio, como ya hemos mencionado en el apartado anterior y en el cual nos vamos a introducir ahora un poquito más.

 

 

EL USO CALÓRICO DESPUÉS DEL EJERCICIO

 

Nuestro cuerpo continúa consumiendo calorías a más velocidad que la normal después de completar una sesión de entrenamiento. De hecho, si el ejercicio es intenso y prolongado, bajo ciertas condiciones, el número de calorías extra quemadas durante la recuperación equivale a un 50% de las calorías consumidas durante el propio ejercicio.

Eso significa que, con un gasto de 400 calorías durante una sesión de media hora de aerobicos, consumimos un total de 600 calorías, incluyendo aquellas gastadas durante la recuperación.

 

Hasta hace poco, los científicos pensaron que el periodo siguiente al ejercicio no era importante para consumir calorías y ayudar al control de la grasa corporal. Estimaban que, como máximo, la actividad física incrementaba el consumo calórico post-ejercicio en un 15%.

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Síguenos en:
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
¿Alguna Consulta?

Escríbenos y te contestamos