Factores que afectan a la recuperación muscular

October 16, 2018

La ciencia de la recuperación muscular es tan importante como el mismo entrenamiento con pesas. La recuperación, en el sentido científico estricto, es el tiempo que tardamos en recuperarnos de un entrenamiento de alta intensidad. Y en un sentido atlético, supone todo lo que hacemos entre cada sesión para acelerar esa recuperación.

 

 

Sabemos que un atleta que lleve a cabo técnicas recuperativas, puede entrenar más duro,  durante más tiempo y con más frecuencia que sus competidores ya que sus músculos se encontraran en mejor estado para hacerlo. Lo que hagamos entre cada sesión de entrenamiento es igual de importante que las mismas sesiones.

 

Sobreentrenamiento: Excederse en algo bueno

 

El sobreentrenamiento es el principal culpable de que nuestra recuperación sea más larga de lo debido o incluso de diversas lesiones y esta puede tener varias causas. La más común está relacionada directamente con la frecuencia de los días que entrenas.

Concedeos días de descanso entre cada sesión y olvidaros de las rutinas divididas, dos veces al día, más de dos días a la semana ya que estaremos sobrestimulando nuestros musculos y no dejaremos que se produzca el proceso de la supercompensacion que es el cual nos permite desarrollar el musculo. Entre los atletas profesionales, la mayoría limitan su entrenamiento a una vez por semana por grupo muscular, que es más que suficiente.

 

Descanso inadecuado: duerme, come, entrena

 

Si no dormimos lo suficiente, echamos a perder todo el entrenamiento duro que hagamos. Durante el ciclo del sueño, el cuerpo se regenera ya que, entre todas las hormonas que generamos, se encuentra el GH o hormona del crecimiento, que estimula el crecimiento y la reproducción celular de nuestros musculos. Si le privamos de ese periodo, no podrá crecer porque no se habrá recuperado completamente.

Haced caso siempre al viejo credo de los Hombres del Hierro: «Duerme a tope, come a tope, entrena a tope». En  todo caso, el descanso inadecuado es la receta del desastre muscular.

 

Entrenamiento aeróbico: no te obsesiones con él

 

Sin duda alguna, los entrenamientos cardiovasculares funcionan. Usados correctamente, queman la grasa corporal y aumentan la resistencia, dos atributos esenciales de cualquier atleta. El entrenamiento aeróbico correctamente efectuado estimula metabolismo y consume calorías. El peligro está en el exceso.

Algunos atletas tienden a obsesionarse con él y terminan haciéndolo en exceso. La sobredosis de aeróbico conduce al punto de estancamiento. ¿Cómo lo podemos descubrir? Observando sus señales: Fatiga, embotamiento, falta de energía, pérdida de apetito y debilidad general al entrenar.


Mala nutrición: evitar las «comidas basura»

El entrenamiento con pesas obliga al crecimiento muscular. Cierto siempre que el atleta reciba la cantidad adecuada de nutrientes. Si éstos se toman en las combinaciones correctas, se convierten en el combustible del crecimiento muscular.

La proteína magra, los carbohidratos complejos y fibrosos y las reducidas cantidades de grasa de fuentes adecuadas proporcionan las calorías necesarias para crecer. No importa la corrección de vuestra rutina, el tiempo que dediquéis al descanso o lo libres que os encontréis del estrés, pues si seguís una dieta incorrecta todo lo antedicho no os servirá de nada.

Ya lo sabéis: ¡Siempre combustible limpio, no basura!

 

Ayunar/atracarse

 

El exceso de calorías se hace grasa; el defecto nos retrasa. Vamos a suponer que conocéis lo que se debe comer, por vuestro propio conocimiento o aportaciones de nuestra nutricionista; ya tenéis ganada la mitad de la batalla. Si tomáis más calorías que las que consumís durante el transcurso de vuestras actividades, ese exceso se acumulará como grasa. Pero si consumís pocas calorías, el cuerpo pasará hambre y no progresará.

Para realizar entrenamientos con pesas de alta intensidad y suficientes aerobios, necesitáis suficiente alimento. Tomad comidas reducidas y equilibradas cada dos o tres horas, 4 o 6 veces diarias y obtendréis resultados óptimos. En caso de tener dudas sobre vuestra alimentación contactar siempre con un especialista que os ayude a comer de una forma sana, rica y equilibrada para conseguir vuestros resultados y sentiros mejor.

 

El estrés: relajación mental

 

El estrés lo produce la mente. Al sentirlo, el cerebro produce desequilibrios químicos en el cuerpo que trastornan nuestra capacidad de progresar físicamente. ¿Cómo lo podemos combatir?

Reducir el volumen de entrenamiento cuando atravesemos un período de estrés. El sobreentrenamiento puede acelerar los niveles de estrés. Pero no debéis jamás dejar de entrenar si sentís estrés, ya que el ejercicio físico reduce la hormona que regula el estrés, el cortisol. Los impulsos intensos de actividad física obligan al cerebro a desconectarse, proporcionando a la mente el necesario respiro.

 

Entrenamiento desequilibrado

 

Una planificación bien equilibrada tiene cuatro componentes: Dieta, entrenamiento de fuerza, entrenamiento cardiovascular y recuperación. Podemos estar trabajando cada uno de esos componentes dentro de las líneas establecidas pero la suma total puede llevarnos a la zona roja del sobreentrenamiento.

 

Por eso necesitamos la ayuda del instinto para desarrollar una capacidad intuitiva de control del cuerpo. Buscad vuestro límite particular, pero poneos en guardia contra la pereza. Total 20 recomienda que sigáis siempre nuestros consejos y planificaciones ya que están desarrollados por profesionales que tienen en cuenta todos los aspectos que pueden afectar a la hora de conseguir los mejores resultados.

Siempre que tengáis estaremos encantados de resolverlas, ya que como veis, lo bueno en exceso puede llegar a ser contraproducente.

 

A por todas !!!

 

#soytotal20

 

 

Please reload

Síguenos en:
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
¿Alguna Consulta?

Escríbenos y te contestamos